22/8/08

Sensaciones

Vamos a contar un cuento, el cuento de los comienzos. De no saber qué decir ni de que hablar. Algo tan extraño y tan sincero, como cuando conoces a alguien por primera vez, y tienes un mundo entero por abrir, un nudo en el estómago.
Es sencillo, Verás..

Un día me desperté, eran las 8.45 y aún quedaban 15min para que el despertador sonara y mi mañana empezase como cada día.Siempre he sabido que café con dos tostadas es una buena combinación. Y aún así, hay días que prefiero un zumo de pomelo con un croissant. Me gustan las sorpresas. Me gustan los cambios
Ese mismo día tuve la sensación de que podría viajar más alla de dónde mis pies me llevasen. Y decidí dejar el acento mursiano "chacha vamo a coméh" y cambiarlo por un acento palentino que dejó en mí la huella de ser callada y hablar al mismo tiempo. blablabla blablabla. Hablemos por los codos y atragantémonos en el intento
No me duró mucho. Pues aun echaba de menos el calor, y el morenearse. Tardé poco en dejar de ser una quinceañera con complejo de britney, para pasar a vivir a mis aires en una ciudad genial para visitar, odiosa para vivir. Un aplauso para Mérida : plas plas plas. Me quedo con las risas y la gente especial. Les llevo en mi bolsillo hayá donde voy. Y nunca llamo, porque no me acuerdo, pero mando una carta y un dibujo. Y si te veo, te dibujo una sonrisa en una servilleta de papel
Tiremos los dados. Si ganas escoges el plan. Que sea molón y divertido. También vale uno serio y tranquilo. Las tonterias son tonterias cuando las bromas cobran vida. Cuando no es así, agachemos las miradas; cuéntame tu vida.
Y así, sin quererlo ni beberlo, comprobé que las tardes de césped alimentan mis días más amargos, y le ponen un silencio que suena en cada rincón de mis pensamientos. Si quieres me acompañas un día y lo comprobamos
Gracias a todo eso he conseguido dibujar una sonrisa, y un momento. A veces consigo dibujar un beso, y un abrazo. No sé, es extraño que en 5min se pueda contar de manera sencilla algunas pequeñas cosas que no lo son. Nadie es simpleasecas, ni eternamente complicado. Hay tiempo de sobra. Se acaba mi día, pero...tómate un café,.. o dos, conmigo.