3/3/10

Avedon II. Elizabeth

Estaba triste. No podría decir si es peor sentirlo en uno mismo, o ver cómo alguien se parte en dos delante de tus ojos. Pestañear y que siga la sensación ahí. Implacable. Tan cercana y a la vez tan distante. Qué hacer, qué decir. Alguien no se puede sentir más estúpido que en el preciso momento de decidir entre una gracia que borre la tensión por momentos, o ser condescendiente sin tener que forzar una sola palabra. Y no da lo mismo, claro que no da lo mismo. De la misma forma que no es igual decir adios que decir hasta luego. Ni saludar con un abrazo o un beso. Que te miren a los ojos o busquen con ellos el techo.

La – Elizabeth
( La – Heavenly Hell)

7 comentarios:

Mónica dijo...

Un abrazo después de un beso y mirando siempre a los ojos, un "hasta luego", puede estar bien.

Kaotic Chic dijo...

Justo ayer vi a unos compañeros de clase que hacia mucho que no veia, y por supuesto no habria sido lo mismo si solo nos hubieramos dado un beso que el abrazo que nos dimos.
El post me encanta, he pensado muchas veces en esas sensacion de no saber que hacer en un momento cmo ese.
Besos!

coco dijo...

Qué preciosidad. Y el post también.

Talk Tonight dijo...

Puff... me desarmaron tus dos últimos post.
Gracias por estos momentos!

Dara Scully dijo...

yo si veo a alguien triste le presto a mi elefante para que lo achuche y se le pase un poco.


unsoplidoenlanuca

Sin_Hache_Intercalada dijo...

qué preciosidad de ilustración y de texto... genial.

ele* dijo...

no sabía quien era Avedon, pero la frase es muy sincera.
Despedirse suele ser un comienzo de algo (bueno o malo). no se como alguien se despide, a veces, la mejor forma de hacerlo es hacerlo día a día. *