26/7/10

92

Mi otro yo. Sería la salida a la desesperada. Al fin y al cabo cuando uno dice cosas enmascarado en un alter ego, ese mismo alter ego algun día deja de serlo. Se pierde el anonimato, y con él se pierden todas esas cosas que dices a lo loco, que gritas por dentro incapaz de gritarlo por fuera. Las cosas que no se dicen, que suelen ser las más importantes.
Sí, creo de alguna manera en eso de contarle algo a alguien que no sabe nada de ti, que no sabe quien eres, que no puede, por así decirlo, juzgarte con conocimiento. Pues el conocer o la experiencia que conoces de esa persona siempre influye. Como cuando un buen amigo obra mal y después de todo, aunque no lo compartas, le compadeces con un “todo irá bien”. Se nos da mal juzgar lo cercano, lo justificamos, lo suavizamos.
Gritar por dentro lo que no se puede gritar por fuera.

9 comentarios:

migue dijo...

es usted un pozo de sabiduría, una sabiduría críptica pero muy "adpatable" a cada caso, sí sí

Juan Antonio dijo...

Gritar al viento las verdades del barquero, con el alma entre los dientes, aunque duela, decir lo que queramos decir y no lo que nos dicta la triste máquina que fabrica realidades. Yo, prefiero dialogar con el viento, pasear entre las nubes, guardar mis sueños en un crater de la Luna, Yo, prefiero ser como soy, aunque a veces duela. Un abrazo compañera. Me gusta su blog, sus dibujos, no sé, me conmueven, tienen algo muy especial. La sigo

La niña de las sombras dijo...

La sinceridad es la apuesta mas segura quizas por ello entre amigos ninguno de los dos se dedique a contar las cartas.

AntWaters dijo...

Ohhhhh, espero no convertirme en Carmita; aunque... jajajaa

Pues yo tampoco juzgo lo que está lejos; entiendo que las cosas se hacen por motivos que poco tienen que ver con aquello a lo que se hace daño; a veces permanecer a salvo es quizás lo peor... y eso llevan...

"Muchacho vete ya, a otro lugar ah ah, cabeza alta y lágrimas; porque regresarás, ya verás; aguanta el tipo y anda"

Eso canta ella baila sola, ahora; no... si me preguntaras quién es la mala te diría la morena; mas lueeego, sin embargo las rubias tampoco son gloria bendita jajajaja

¿Saaabes qué canción, de ellas, me gusta musho?

"Quiero dejar salir mi voz y que diga lo que tenga que decir; quiero gritar que también yo sé curarme las heridas de vivir. Y sigo tirando de viejos recuerdos; no puedo esperar, nunca pasa nada...

Pero yo sé curarme las heridas, aprendí a caminar sobre un suelo cubierto de caminos; y de pie seguiré sobre mi vida, aprendí a andar un camino de arenas movedizas..."

Y me gusta sobretodo esa parte donde dice "alumbro mis pasos con cerillas, ¡más luz para qué?, ¡siempre voy a oscuras"

La gente de cerca, la gente de lejos es la misma gente; a mí no me fascina la que está lejos; y la que está cerca, tampoco... pero igualmente me alejo, por si se cansan de mí o yo por todo eso decido que no quiero estar.

Complicada la life, ¿nosverdad?

Espero que consiguieras aquello que te permitiría una mochila y taliquecuá

besos de no te me vayas a ningún festival alemán, qué horror

Sin_Hache_Intercalada dijo...

exacto "Gritar por dentro lo que no se puede gritar por fuera. "

Victoria Dubrovnik dijo...

Pues sí... A veces las cosas importantes no las decimos, por miedo, por vergüenza, por el qué dirán... Y en el fondo, en el fondo, perdemos oportunidades, y nos ofrecemos al deshielo.

Hablar con los desconocidos, quizás por eso, por ser desconocidos, por saber que no te juzagaran, que tienen una mirada más limpia hacia ti, nos permite desnudarnos con más naturalidad...

Y ey, si vas por Dubrovnik, esta aquí la escribiente, y si se acuerda, le solicita una postal :).

Y feliz viaje!

Dana O'hara dijo...

algún día, de tanto gritar para dentro, se nos va a romper algo.
Qué cierto es eso de que juzgar lo cercano es más difícil. Lo fácil es justificar.

Muac!

J dijo...

noventa y dos razones para ser otro yo... hola hola que tal tirando...

Besos

Christine Marble dijo...

cuidado, si gritas todo hacia dentro corres el peligro de que la voz deje de salir :)
sigo diciendo, me gustan mucho los bocetos! (L)