24/5/11

#



Hay sensaciones fascinantes en la vida de una persona, como cuando aprendes a leer con cinco años y de repente no puedes dejar de mirarlo todo.

6 comentarios:

Airun dijo...

Sí señora, esos son los detalles que no deberíamos olvidar nunca, por muchos años que cumplamos.

Flaviani. dijo...

Y ver como alguien que quieres está pasando por esos momentos

Srta. Rous dijo...

Deje de dibujar tan bonito, señorita. O me veré obligada a robarle todas sus obras.
He dicho.

David dijo...

¿y cuando aprendes a leer con más edad? y no me refiero a juntar letras y crear silabas, y luego palabras y frases...
sino al hecho de disfrutar lo que lees, cuando tu mente transforma palabras en ilusión dentro de tu cabeza?

para eso si que no hay edad! (:

José A. García dijo...

Uno de los grandes momentos de una persona, sin dudas, aprender a leer, ese placer tan olvidado en la vida audiovisual del siglo XXi...

Saludos

J.

Clara dijo...

Me encanta este blog. En su conjunto. Palabras, dibujos, el blanco, la atmósfera...

me quedo de paseo.

;)