28/1/10

moleskine 2

"En la vida llega un momento en el que te conviertes en adulto. Tienes edad para votar, para beber y para otras cosas de adultos. De pronto esperan que seas responsable. Sé adulto. Crecemos. Nos hacemos mayores. ¿Pero alguna vez somos adultos del todo? En ciertos aspectos crecemos. Creamos una familia. Nos casamos. Nos divorciamos. En general seguimos con los mismos problemas que cuando teníamos 15 años. Por mucho que crezcamos y nos hagamos mayores, seguimos tropezando. Siempre dudando. Eternamente jóvenes… "

11 comentarios:

tututu dijo...

apuesto a que cuando tenga cuarenta años seguiré tropezando una y otra vez con la misma piedra. lo tengo asumidísimo.

ele* dijo...

ya ves....cuanta razón. seguimos haciendo los mismos errores que entonces, y no nos damos cuenta, y si lo hacemos, parece que nos guste equivocarnos! nos...

bonitos dibujos!

Dara Scully dijo...

¡Madre mía! Pues yo espero no tener los mismos problemas a los 15 que a los 30. Tropezar sí, que a mí me encanta llevar tiritas en las rodillas, pero por dios que los mismos no sean (ni parecidos)


(te dibujo
un gato que
maulla)

migue dijo...

yo me descojono por dentro cuando alguien se define a sí mism@ como una persona madura o incluso muy madura...en mi mente suena un "meeeec, respuesta incorrecta"

Chusky Berryfain dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Salma dijo...

errar, como las tortugas amarillas que se manchan el caparazón de azul cuando llueve.

Cibertecla dijo...

Crecer, madurar... supongo que la clave estrá en aprender a darle la importancia justa a las cosas, pero lo cierto es que con 20/30/40 ó 50 los trompezones serán los mismos, las charlas entre amigas rondarán los mismos asuntos y las necesidades personales variarán lo justito.
Dentro de 40 años, me seguré riendo de las mismas cosas y espero que la experiencia me ayude a contener las lágrimas en el cine!!!

Bsss

^__^

Espia Rusa dijo...

Exactamente, porque desde mi punto de vista, en el fondo nadie cambia, nunca.

Ulls de Gat dijo...

Eternamente jóvenes..o eternamente adultos

Dr. JuanPa dijo...

Y lo que mola jugar al "Scatergories" en casa de tus amigos los sábados por la noche cuando cumples los treinta ???

Es una F-I-E-S-T-A !!!

Carmita dijo...

Cuando te quitas la dentadura cada noche y amaneces viendo tus dientes en un vaso de agua, le puedo asegurar, querida amiga que pinta, que dejas de sentirte una cría.

No tropezaría nadie con la misma piedra si la juventud levantara bien las piernas, pero como quiera que ni siquiera se suben bien los pantalones. Tendría usted que ver a Antwoters, haaaaa, qué ironía por dios creerse siempre joven sin lugar contra la artrosis.

Ays...

Que tenga usted buen finde,

un beso,
no sois ustedes mas que un garabato